Jeremy Araya celebra su gol dedicandoselo a su familia en Costa RIca

La tarde noche en Metapan estuvo llena de emociones en el partido y pruebas duras para el estadio Calero Suárez que pone a prueba todas las mejoras que han hecho por la directiva del Isidro Metapan.

El encuentro inició muy parejo con muchas llegadas de ambas escuadras, siendo mas incisivos los opicanos que con centros por las bandas llevaron mas peligro sobre la cabaña calera.

Los metapanecos tenias llegadas muy claras pero no efectivas, al contrario que la Juve llegaba en reiteradas ocasiones pero sin llevar mucho peligro en la cabaña de Henry Hernández, pero llegó el momento que en una llegada Paolo Suarez se detuvo en el área grande a aguantar el balón y Enrique Rodríguez le toca el pie de apoyo y el arbitro no duda en pitar el penalti a favor de los locales, después de una serie de discusiones al arbitro se para el goleador Nicolás Muñoz que tomó impulso y tiro al palo izquierdo de “Burula” Ramirez, que muy atinadamente logró adivinar y atajar ahogando el grito de gol a todo un Metapan que esperaba un triunfo fácil ante los opicanos.

Luego de esa atajada del penal del arquero opicano la Juve fue inyectada con animo haciendo muy buenas conjunciones de parte de los opicanos en la media cancha donde lograban triangularse de mejor manera, una de ellas logro el colorado reyes filtrar un balón por la izquierda que llego solo Juan Carlos Orellana, que tiro un centro venenoso donde se hizo la melé en el área pequeña y cayo Henry Hernández dejando el balón a la deriva y el debutante Jeremy Araya llega a rematar a placer y así poner la ventaja para los opicanos, la grada explotaba por la reacción del tico al celebrar el gol con la hinchada arqueológica, y así sacar esa calidad que tiene y lo habían privado de darla por no llegar su transferencia internacional.

El partido se llenó de imprecisiones y juego subterráneo en lo que faltaba del primer tiempo, la Juve se cerro para mantener el resultado hasta el medio tiempo sin dejar de sufrir una serie de llegadas que Wilber Ramírez contuvo sin mucho esfuerzo, lo mejor para la Juve era que terminara la primer mitad del encuentro.

Al iniciar el segundo tiempo se viene otro partido en Metapan, solo que ahora es contra el clima y poner a prueba la nueva infraestructura del Calero Suarez, comenzó a llover y el drenaje no fue el mejor, los rayos aparecieron y el arbitro por seguridad suspende el partido momentáneamente, alrededor de 30 minutos llovió muy fuerte, y dejo estrago en el engramillado del estadio, dejando mucha saturación de agua sobre el césped impidiendo el buen desempeño del partido, aun así los árbitros revisaron y dieron el aval de seguir con el encuentro.

El partido se reanudó pero con mucha presión para los opicanos de parte de los caleros que fueron a buscar el empate a toda costa, exigidos por su prestigio y por la gente que le apoyo la noche del sábado.

Se suspendió el partido nuevamente por un corte de electricidad nuevamente en todo Metapan, y regreso a los minutos en todo el poblado, pero los fanales del estadio no son tan rápidos en reaccionar para iluminar el estadio, se suspende nuevamente el partido cerca de unos 20 minutos, lastimosamente el Calero Suarez no supera todas las exigencias para desarrollar un torneo internacional como la liga de campeones de centro américa, lo bueno que se dio en el torneo local, y servirá para que tomen nota la directiva calera para tomar en cuenta esos grandes detalles que quizá no habían tomado en cuenta.

Al minuto 70 se volvió a reanudar el encuentro, solo faltaban 20 minutos que la Juve tenia que soportar el marcador, los jugadores se dejaron en el terreno de juego, mucha concentración, la motivación de ganarle a un grande eran altas y hasta el momento se estaba logrando.

El Isidro Metapan insistió tanto sobre la portería opicana que logro su cometido de anotar, aprovechando un tiro de esquina y la única desatención de la defensa opicana que aprovecho Milton Molina a elevarse sobre todos y rematar de cabeza y así anotar su primer gol del torneo.

La superioridad en ataque de los locales siguió ya que habían logrado el empate y buscaban el gane, pero se encontraron con un meta opicano inspirado y haciendo un gran trabajo que soportó al igual que en el primer tiempo todas las oportunidades de gol de los caleros.

Después de tantas interrupciones y alargues del partido, la Juve cuido muy bien el resultado, el profesor Ramón Sánchez hizo movimientos pertinentes en el cuadro arqueológico de modo de refrescar el medio campo y ganar mas piernas en la marca y tratar de cuidar un empate valioso de visita y antes uno de los cuadros mejor conformados del campeonato actual.

El final del partido llega con buen sabor de boca como por estar en calidad de visitantes, ya que estuvimos cerca de robar los tres puntos en Metapan, pero un empate es positivo para nuestros intereses de igual manera los demás resultados de la jornada nos han beneficiado en la tabla.

Tony Montes

@manuelmontes05

Relacionado:

Deja tu comentario